¿Cómo se colocan los implantes dentales?

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

Cuando tenga la necesidad de visitar a su odontólogo para tratar acerca de la posibilidad de seguir un tratamiento mediante implantes dentales, se le hará una historia clínica y una exhaustiva exploración para evaluar su salud bucal. El dentista u odontólogo utilizará las placas radiográficas que se le tomarán para poder determinar las características del hueso disponible en el cual se colocarán los implantes dentales.

Para obtener la información suficiente, por lo general es necesaria la realización de una toma radiográfica panorámica; el cual se complementa con un escaneado o tomografía computarizada, comunmente llamada TAC. El odontólogo empleará en cada caso las técnicas que mejor considere a usarse de acuerdo a los resultados de su evaluación visual luego de estas pruebas.

Todas estas tomas, que en un primer momento le pueden parecer demasiado le permitirán al odontológo especialista obtener información de gran valor, la cual será bastante útil al momento de decidir la técnica que mejor se adapte, lo mismo que los materiales y la forma de tratamiento a seguir.

El implantólogo le explicará cómo se colocan los implantes dentales y le mostrará el abanico de posibilidades con que se cuenta para poder realizar el tratamiento, lo mismo que le informará de la necesidad de rehacer pruebas complementarias como los estudios radiográficos o tomas post operatorias, además de otras para descartar problemas en el futuro.

Si bien este proceso le puede resultar engorroso, en realidad lo que su especialista está haciendo es valorar si es usted un paciente candidato ideal para realizarle los implantes dentales, y de resultar positivo, evaluar cual sería la mejor terapia a seguir para obtener un resultado satisfactorio. Recuerde que cada paciente representa un organismo muy diferente a otro. Es por esto que estos procedimientos previos se deben seguir de forma bastante responsable si lo que se busca es obtener sólo resultados de provecho.

Luego de estas evaluaciones lo que viene es el tratamiento quirúrgico, el cual normalmente consta de dos fases, aunque en algunos casos se podría realizar en una sola. Por motivos didácticos procederemos a explicar de qué consta un tratamiento tradicional llevado en dos fases.

Dependiendo del tipo de paciente y lo que el implantólogo evalúe correcto, la cirugía se realizará en el consultorio de forma ambulatoria, con la utilización de anestisia local o de darse el caso o ser necesario, con sedación del paciente. Aunque hay casos en los que se necesita de la hospitalización y anestesia general, todo dependerá, como se mencionó anteriormente del tipo de paciente que sea usted y la decisión de su médico. En este último caso será necesario que se quede una noche después de realizada la operación, para descartar complicaciones producto de la cirugía.

Obvio que el lugar donde se llevará a cabo la operación debe ser esteril, ya que estamos hablando de una cirugía y tenemos herida abierta. Bien, para no cansar con temas más profundos que poco aportarán al conocimiento que se pretende transmitir aquí; pasamos a listar las 2 fases del tratamiento de colocación de los implantes dentales.

Primera fase quirúrgica para colocar los implantes dentales

La primera fase de la intervención quirúrgica permitirá la colocación de los implantes dentro del hueso maxilar, es lo que normalmente se suele llamar como operación de implantes dentales.

La duración de la intervención es de una hora a hora media dependiendo del número de fijaciones. Estas Permanecerán enterradas en el hueso y cubiertas por la encía durante toda la fase de cicatrización ósea o fase de osteointegración.

Este período suele durar de 6 a 7 meses.

El Post-operatorio no es doloroso, al día siguiente de la intervención aparecerá con la cara levemente inflamada e incluso en algunos casos con un hematoma en la zona de la intervención que durará 4 ó 5 días.

En el interior de la boca también estará inflamada el área la incisión.

Es de suma importancia que en esta fase postoperatoria siga al pie de la letra todas las instrucciones de su cirujano:

  • Tomar la medicación.
  • Dieta líquida o blanda .
  • No hacer deporte esos días….

Como vemos, todas estas indicaciones son muy razonables, pero si tiene cualquier duda o ante cualquier situación que le parezca anómala, póngase sin falta en contacto con su especialista

Las puntos se le removerán, en caso de no ser reabsorbibles, a los 7 ó 10 días

La prótesis.

Si usted lleva una prótesis muco soportada removible (de quita y pon), ésta deberá ser modificada por su dentista, poniéndole un material que haga de almohadilla.

En cualquier caso, es más recomendable que no utilice dichas prótesis durante los 10 días siguientes a la intervención, pero este aspecto es totalmente personal, todos los casos son diferentes.

Habitualmente, a los 2 ó 3 días después de una Intervención, usted podrá reincorporarse a su vida normal si se trata de una prótesis completa, y si la intervención es para colocar una prótesis parcial, al día siguiente estará haciendo vida normal, o incluso esa misma tarde.

A los 15 días lo habitual es que no quede la mínima molestia y que usted se olvide que lleva unas raíces artificiales.

Pero no se olvide del todo, sí lleva una prótesis removible es muy importante para el éxito de la osteointegración que no sobrecargue esta zona con alimentos muy duros, o si usted tiene el hábito de apretar los dientes, su dentista le dará instrucciones concretas.

Si en esta fase viera algún tornillo de los implantes expuesto no se alarme, no tiene ninguna importancia, pero consulte con su dentista.

Segunda fase quirúrgica para colocar los implantes dentales

Como ya hemos comentado, a los 3 ó 4 meses en la mandíbula y 6 ó 7 meses en el maxilar superior, podemos comenzar la segunda fase. En este tiempo los implantes se habrán ido integrando y 1º habitual es que no haya habido ninguna molestia.

Esta segunda intervención es mínima y consiste en hacer un pequeño ojal en la encía para conectar los implantes dentro del hueso y cubiertos por la encía, en la cavidad oral. Atornillaremos al implante un componente de titanio que se denomina transepitelial. Como su nombre indica irá unido al implante atravesando el epitelio (encía).

Esta intervención se realiza siempre con anestesia local nuestras consultas. En algunas ocasiones será necesario dar unos puntos de sutura.

La operación es senilla y podemos incorporarnos inmediatamente a nuestra actividad diaria. La duración es normalmente inferior a una hora, dependiendo del número de implantes Según el caso, su especialista le recetará la medicación que deberá tomar.

Por lo general se trata de una pequeña intervención que no nos obliga a cambiar nuestro ritmo de vida.

Una radiografía será también necesaria para comprobar el perfecto estado de los implantes y el correcto ajuste de los componentes.

Los puntos se retirarán a los 4 ó 5 días en caso de que hayan sido necesarios.

El tiempo que transcurre entre esta fase y la colocación de la prótesis varía dependiendo del caso: si es una prótesis parcial, total, estado de la encía……

Habitualmente, en un corto período de tiempo, su dentista podrá comenzar la corrección de su prótesis provisional (en algunos casos se podrá colocar de inmediato).

En términos generales, el implante dental (cilindro de titanio) se coloca en el hueso maxilar, y luego hay que esperar algunos meses hasta que se completa la cicatrización. A continuación, se coloca el emergente o perno (segunda etapa). Finalmente, usted obtiene el nuevo diente artificial, a veces llamado corona o prótesis implanto-soportada.

Hoy en día es posible acelerar los tiempos de cicatrización en algunos pacientes. En algunos casos puede realizarse una carga inmediata de los implantes dentales, que implica la colocación de la prótesis fija el mismo día de la colocación de los implantes. Comunmente conocida como prótesis en el día. Sin embargo, el protocolo tradicional sugiere esperar tres meses para el maxilar inferior y cuatro meses para el maxilar superior.

Algunas personas requieren un aumento de hueso antes de la colocación de los implantes, lo cual dilata el proceso.
En algunos casos, es necesario remover el diente que ya no puede ser salvado. Y en el espacio que deja el diente al ser removido, se coloca el implante.

Luego de colocado el implante dental, en el espacio vació que usted tenía por haber perdido el diente natural se colocará una prótesis temporaria o no, según lo que sea más conveniente.

Antes del tratamiento en sí, son necesarias varias sesiones en las que el dentista estudiará y planificará el caso del paciente. Para ello, se llevarán a cabo tantas pruebas como el especialista crea convenientes. Asimismo, estas sesiones sirven para que el odontólogo compruebe que el paciente no presenta problemas de salud bucal. Si así fuese, sería necesario solucionar dichos problemas de salud bucal antes de someterse a este tratamiento de estética dental. Tras este paso previo, las fases que se siguen son las siguientes:

Primera fase: se colocan los implantes dentales necesarios en el hueso maxilar. Para ello, se hace una pequeña incisión en la encía para llegar al hueso, donde se introducirá el implante. Debido a que este procedimiento provoca molestias, el paciente permanecerá anestesiado, y sedado en caso que sea necesario.

Segunda fase: una vez cicatrizado, se conecta el pilar al implante. También en este caso, se anestesia al paciente. El pilar es una pieza intermedia entre el implante y el diente artificial. Tras su colocación, se cubren con un apósito y se espera a su cicatrización. Tras ello, el especialista observa la situación con el fin de diseñar las coronas que, finalmente, fija a los pilares.

En la colocación tradicional de implantes, hay que esperar a que se produzca la oseointegración, esto es, la unión del implante al hueso, para proceder a la colocación de las prótesis. La duración del proceso de oseintegración puede durar algunas semanas o varios meses, dependiendo de cada caso y, durante este tiempo el paciente puede llevar coronas provisionales.

Esta la técnica convencional de colocación de implantes dentales pero, en el caso de los implantes inmediatos (de carga inmediata), se colocan las prótesis dentales en el mismo momento en que se pone el implante, reduciendo así al máximo el tiempo de espera.

Una vez finalizado el tratamiento, también serán necesarias varias sesiones para que el especialista se asegure de que el tratamiento ha concluido con éxito. Asimismo, el paciente deberá cuidar sus implantes y sus prótesis dentales tal y como haría con sus dientes naturales.

La intervención se lleva a cabo en el consultorio con anestesia local y es ambulatoria. El acto quirúrgico como el postoperatorio es indoloro. Mientras se espera el periodo de oseointegración, se puede usar la dentadura que el paciente tenía, y sino se realiza una prótesis provisoria hasta finalizar el periodo de cicatrización.

La segunda fase consiste en la colocación de los pilares de los implantes, sobre los que se fija la prótesis fija o removible, dependiendo del plan de tratamiento, mediante un procedimiento rápido y sencillo que no requiere de anestesia.

El tratamiento con implantes es muy conservador con los tejidos orales. Se debe realizar una pequeña intervención siguiendo una estrictas pautas asépticas. Separando ligeramente la encía se practica una preparación del hueso para recibir un implante autoroscante.

No hay molestias durante el tratamiento, ya que se realizan bajo anestesia local y en muchos casos con sedación. El postoperatorio suele ser similar al de la extracción de un diente.

En los casos mas avanzados o en los cuales es necesario regenerar el hueso perdido, es frecuente observar algo de inflamación, que remite en 2 o 3 días.

En todos los casos, las molestias postoperatorias se controlan perfectamente con analgésicos y antiinflamatorios por vía oral.

La primera fase consiste en la colocación quirúrgica del implante o los implantes en la zona requerida. Esto se lleva a cabo en el consultorio del especialista. La colocación del implante es muy precisa. Una vez en su sitio el tejido de la encía cubre el implante por un período curativo de tres a seis meses. Durante ese tiempo el implante se une permanentemente al hueso.

La segunda fase consiste en la construcción del diente o dientes de reemplazo (prótesis). Cuando el período de curación ha terminado, se usará el implante como base sólida para restaurar los dientes.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?
Califica este artículo

Leave a Reply