La endodoncia es la especialidad dental que se ocupa de los tejidos y estructuras que se encuentran dentro del diente. La terapia del conducto radicular es quizás uno de los tratamientos endodónticos más comunes. Este procedimiento alivia el dolor generado por la presencia de una infección bacteriana profunda dentro de la pulpa del diente.

Todos los odontólogos, incluyendo los odontólogos generales, están capacitados para realizar los tratamientos endodónticos sin problemas. Los dentistas generales pueden realizar procedimientos de endodoncia junto con otros procedimientos dentales. Pero a menudo se presentan pacientes que requieren llevar tratamiento endodóntico por endodoncistas especializados.

 

Endodoncia

Endodoncia

Los endodoncistas son odontólogos que recibieron un adiestramiento especial para realizar procedimientos endodónticos. Para convertirse en especialistas, debieron completar un periodo de formación avanzada en endodoncia. Pueden realizar cirugía endodóntica rutinaria así como intervenciones difíciles y muy complejas. Los endodoncistas también tienen experiencia para encontrar la causa del dolor oral y facial que puede ser difícil de diagnosticar.

¿Qué es el tratamiento de endodoncia?

Los dientes son una parte importante de nuestra vida cotidiana. Ayudan a comer adecuadamente, hablar con claridad y proporcionan una estructura y alineamiento adecuados al rostro. Lo mejor de todo, los dientes dan la confianza para una gran sonrisa.

La palabra endodóncia puede provocar un poco de miedo, pero el tratamiento del conducto radicular moderno no es nada terrorífico. Hoy en día, gracias a los medicamentos para controlar el dolor y las técnicas modernas, el tratamiento es indoloro. El tratamiento se completa generalmente en uno o dos citas, dependiendo de la condición del diente.

Por eso es muy importante cuidar sus dientes. Si un diente está severamente dañado, por ejemplo una cavidad profunda o un diente agrietado, puede infectarse. Cuando la pulpa del diente está infectada, puede dañar el hueso alrededor del diente y causar dolor e hinchazón. Es aqui cuando se requiere del tratamiento de endodoncia (también conocido como terapia del conducto radicular) para salvar el diente.

Por supuesto, el tratamiento del conducto radicular no sólo alivia el dolor. También detiene la infección mediante la eliminación de los tejidos muertos y moribundos de la pulpa del diente. Además, ayuda a salvar el diente, que se encuentra en serio riesgo de ser perdido si no recibe tratamiento. Sin embargo, la terapia de canal radicular no es el único tratamiento que ofrece la endodoncia. El campo de acción del especialista en endodoncia también abarca:

  • Casos de trauma dental.
  • Microcirugía en las puntas de las raíces del diente.
  • Diagnosticar y tratar la causa de los dolores de dientes intermitentes.

Así que cuando se trata de preservar sus dientes naturales, la endodoncia tiene muchas maneras de ayudar.

Cómo se llega al tratamiento endodóntico

La historia interior

¿Sabes lo que llevas dentro de los dientes? Detrás del duro y brillante esmalte de la corona visible del diente se encuentra el macizo tejido interno denominado dentina. La dentina también se encuentra detrás del cemento que forma la capa externa de las raíces del diente. De hecho, es el elemento que compone la mayor parte de la estructura del diente. Si hacemos un análisis estructural, encontraremos similitudes con el tejido óseo en muchos aspectos. La dentina se compone de muchos pequeños túbulos que pueden transmitir sensaciones a las células nerviosas cuando es estimulada.

En el núcleo del diente, dentro de pequeñas cámaras ramificadas llamadas canales radiculares, encontramos el tejido pulpar suave. Éste está formado por nervios, tejidos conectivos y vasos sanguíneos desde las raíces hasta el centro del diente. La sensibilidad del diente o dolor intenso suelen ser indicadores de problemas como infección e inflamación del tejido pulpar. Con el tiempo, a medida que los nervios mueren, el dolor puede desaparecer, aunque no el problema. De hecho, si no se trata, el resultado final puede ser la pérdida del diente.

La raíz del problema

¿Qué puede causar que el tejido pulpar se enferme y cause problemas en el conducto radicular? Una posible fuente de infección es la caries dental no tratada. Esta puede permitir que las bacterias de la superficie del diente ingresen al interior del diente iniciándo así la infección. Otra vía frecuente de los microorganismos que infectan la pulpa es la grieta o fractura del diente.

Los traumatismos dentales también pueden dañar la dentina o la pulpa y exponerla a una inminente infección. Los procedimientos dentales extensos tales como empastes o restauraciones múltiples en el mismo diente pueden causar problemas. Ocasionalmente, incluso procedimientos rutinarios como la ortodoncia pueden conducir a problemas de conducto radicular.

La hora del tratamiento

Los problemas del canal de la raíz no son ninguna broma. Es importante recordar que el tratamiento del conducto radicular no causa dolor, por lo contrario alivia el dolor. Un procedimiento típico del conducto radicular se realiza con anestésicos locales, y no causa más molestias que tener un relleno. Esto es lo que puede esperar durante un tratamiento endodóntico:

  • En primer lugar se procede a anestesiar el área del diente a tratar. Así, para muchos pacientes, lo peor ha terminado.
  • A continuación, se realiza una pequeña abertura en la superficie del diente. Este es el medio para acceder a la cámara pulpar y conductos radiculares.
  • Luego se procede a eliminar el tejido muerto y el moribundo del interior de los pasajes estrechos. Esto se hace con pequeños instrumentos, muchas veces con ayuda de un microscopio.
  • Se limpian los pasajes, desinfectan y se llenan con un material inerte y seguro.
  • Finalmente, se sella la abertura en el diente para evitar la contaminación.

Se pueden recomendar otros tratamientos endodónticos para eliminar las fuentes de infección y prevenir problemas futuros. Después de un procedimiento de endodoncia, puede ser necesario un tratamiento de restauración. Por lo general se coloca una corona en el diente para devolverle el máximo de su funcionalidad y apariencia estética. Después de eso, si se tiene el cuidado apropiado, el diente restaurado puede durar muchos años.

¿Cuánto cuesta una endodoncia?

El costo de la terapia del conducto radicular puede estar influenciado por varios factores:

  • La complejidad del canal radicular y la restauración requerida, pueden afectar el costo. Además, es más complicado tratar molares, por lo tanto el tratamiento de estos puede costar más.
  • Cada plan de seguro dental es diferente, sin embargo la mayoría de las pólizas proporcionan cobertura para el tratamiento endodóntico.
  • La terapia del conducto radicular es más ideal que extraer un diente natural. Por lo tanto, la terapia del conducto radicular a largo plazo es más barata que la extracción dental. Las extracciones de dientes son más caras que los canales radiculares. Después de la extracción debe insertarse un puente o implante para reemplazar el diente (o dientes) faltantes. Si no se utiliza un puente o un implante, los dientes pueden desplazarse causando más problemas bucales.
Endodoncia
Califica este artículo