Cómo enseñar a un niño a lavarse los dientes y cepillarse adecuadamente

La aparición del primer diente de leche en un bebé siempre es una agradable sorpresa para sus padres. Este acontecimiento feliz generalmente se lleva a cabo entre los 4 a 8 meses del periodo de desarrollo del niño. Sin embargo, esta felicidad viene acompañada por la preocupación de cómo enseñar a un niño a lavarse los dientes.

Como regla general, al aparecer el primer diente, surge la pregunta: cómo enseñarle a cepillarse los dientes a un niño. Esta tarea suele empezar algunos meses antes del destete del bebé. A pesar de que el niño todavía es pequeño para aprender a limpiarse los dientes correctamente, esto no significa que tengamos que esperar más tiempo para empezar con su higiene bucal.

Cómo enseñar a un niño a lavarse los dientes

Con la aparición de los primeros dientes se incrementa la acumulación de restos de comida en la boca del bebé. Por lo tanto, es el mejor momento para enseñarle al niño sobre la importancia del cuidado de los dientes. Cualquier nueva habilidad y destreza, aprendida en este período, es motivo de alegría para el niño y refuerza su confianza. Si la mamá tiene preguntas acerca de cómo debe cuidar los dientes del niño, entonces debe visitar al dentista. Así los dientes de leche se mantendrán sanos y enteros hasta el momento en que deban cambiarse.

Cómo enseñar a un niño a lavarse los dientes sin el cepillo

Cualquiera que sea la etapa de desarrollo en que salgan, los dientes de leche requieren de higiene y cuidado. Sin embargo, no siempre es necesario utilizar el cepillo y pasta dental para limpiar los dientes del bebé. Cuando los niños todavía son bastante pequeños, se pueden utilizar toallitas especiales para la limpieza de los dientes. Un ejemplo son los hisopos para higiene dental con sabor a menta, plátano o sin sabor.

enseñar a un niño a lavarse los dientes sin el cepillo

Existen paños que vienen impregnados con soluciones antibacterianas y son ideales para limpiar los dientes de niños de 0-6 años. Estos paños, entre otros ingredientes contienen xilitol, vitamina E y diversos extractos naturales.

Otro ejemplo para limpiar los dientes del niño son las toallitas de dientes Spiffies con sabor a uva o manzana. Se utilizan para limpiar los dientes y toda la cavidad oral del niño cuando empieza a recibir alimentación complementaria. Por lo tanto, estas toallitas son ideales para evitar la acumulación de placa y retirar los restos de alimentos.

Se debe limpiar los dientes del niño después de comer pasteles y golosinas. Mejor aún, se le debe enseñar al niño a enjuagarse la boca después de comer sus alimentos. Esto no es muy difícil de enseñar, pero es bastante eficaz. La exposición prolongada a restos de comida puede dañar el esmalte de los dientes de leche. Retener residuos de comida entre los dientes favorece la aparición de caries en la superficie de los dientes.

El niño debe aprender a limpiarse toda la boca

El cuidado y limpieza continúa por toda la cavidad bucal. Esto significa que además de la limpieza de los dientes, también debemos limpiar la lengua, los pliegues y las mejillas. Una vez más recordamos sobre enjuague de la boca del niño con agua. Cuando sea posible, la madre puede limpiar suavemente los intervalos entre los dientes del niño con hilo dental.

Niña aprendiendo a lavarse los dientes

Cómo enseñarle a un niño a cepillarse los dientes

Debes elegir el cepillo de dientes de acuerdo a la edad del niño, esto siempre se indica en el empaque. Las cerdas y cabeza del cepillo de dientes deben ser de tal tamaño que puedan limpiar los dientes del niño.

Cómo enseñarle a un niño a cepillarse los dientes

Aprovecha que el viaje a la tienda por el primer cepillo y pasta dental serán bastante interesantes para el niño. Explícale la importancia del cuidado bucal, la necesidad de limpiarse los dientes, que el niño sienta la responsabilidad y la importancia de este momento.

Para hacer más divertido el momento de lavarse los dientes puedes comprar atractivos accesorios para guardar el cepillo dental. Existen diversos porta cepillos con forma de juguetes que se montan en la pared fácilmente. Así, cuando el niño tenga que lavarse los dientes, lo verá como una tarea bastante divertida.

Debes ser coherente

La regularidad de los procedimientos es una condición muy importante para el éxito. Cuanto antes el niño comprenda por qué debe limpiarse los dientes, se mostrará más participativo y hasta insistirá en hacerlo. Por lo tanto, mamá y papá deben participar para que el niño se familiarice rápidamente con este procedimiento higiénico.

padres y niños lavándose los dientes

Los hábitos correctos y saludables formados en la niñez son la base del estilo de vida saludable en la adultez. La elección de herramientas y artículos para la higiene personal son bastante importantes. Por lo tanto, permítele al niño aprender a hacerlo desde una edad bastante temprana.

Agrégale magia al momento de cepillarse de dientes

El procedimiento de limpieza de los dientes debe ser agradable, divertido e interesante para el niño. Por lo tanto, los padres deben involucrarse en el proceso para lograrlo. Puedes inventar un cuento de hadas, donde el personaje principal se enfrenta con la necesidad de cuidar de sus dientes. También puedes crear una historia, en la que los personajes principales son unos niños que obtienen poderes mágicos después de cepillarse los dientes.

Dale rienda suelta a su imaginación. Recuerda el cuento del hada de los dientes, que es una de las fantasías más preciadas por los niños. Puedes hacerle algunas variaciones, por ejemplo, que el hada entregue mejores premios a los niños que conservan mejor sus dientes. Así el niño tendrá un mayor estímulo para esmerarse en el cuidado de sus dientes. Como ves, es muy importante tener una actitud positiva al enseñar al niño a cuidar y limpiar correctamente sus dientes.

Existen muchas alternativas cuando se trata de elegir personajes para enseñar a un niño a lavarse los dientes. Muchas series en la televisión hablan sobre el cuidado dental y la importancia de los procedimientos de higiene. Así que ya puedes enseñar a tu niño a usar el cepillo y la pasta de dientes.

No olvides elogiarle y darle el ejemplo

Asegúrate también de fomentar el cuido de los dientes mediante el ejemplo. La mamá y el papá son los mejores modelos que tiene el niño para seguir. No olvides que los niños son nuestro espejo. Si quieres fomentar la práctica de hábitos saludables en el niño, entonces primero debes hacerlo tú mismo. Y asegúrate de elogiar al niño. También fíjate si en la familia hay un hermano o hermana, quien puede ser un buen ejemplo a seguir.

Elogia los logros del niño

Ten paciencia

No todos y no siempre se puede inmediatamente acostumbrar al niño al cuidado de los dientes. Debes ser paciente y en cierta medida perseverante, no es necesario regañar al niño si algo no funciona. Las primeras veces que mamá o papá, como ejemplo, deben mostrarle cómo coger el cepillo y qué hacer con él. Luego deben darle la oportunidad de probar al niño por sí solo.

Incluso si el niño no logra lavarse los dientes adecuadamente después de varios intentos, no te preocupes. Por muchos años tendrás que controlar este proceso personalmente. Hasta aproximadamente la edad escolar los niños no pueden cualitativamente limpiarse los dientes por sí mismos. Así que no te descuides, porque tu ayuda es bastante necesaria.

Presta atención al tiempo del lavado de dientes

Sí, cuenta con el tiempo para los procedimientos de higiene de antemano. Así no apresurarás al niño antes de ir al jardín de infancia, escuela o antes de irse a dormir. Muchos niños, incluso cuando han aprendido a cepillarse los dientes, lo hacen muy rápido, deprisa.

el tiempo de lavado de dientes

¿Cómo se motiva a un niño? Hay relojes para controlar el tiempo de limpieza de los dientes en forma de animales y héroes, calculados en 2 minutos. Que para el niño esto se convierta en un juego, por ejemplo, “consigue limpiar sus dientes, hasta que no se derrame fuera toda la arena” o “que pierda el que termine de lavarse los dientes antes de la hora”.

No olvides que el objetivo principal no es controlar el tiempo exacto en que el niño debe cepillarse los dientes. Esto es importante, pero no es lo más importante. Deja que el niño aprenda a cuidar de ellos, se sentirá orgulloso de sus logros y comprenderá la importancia de los procedimientos de higiene. Después de haber despertado su interés, puedes empezar a corregir sus movimientos y guiarle cómo hacerlo en el espejo.

Cómo enseñar a un niño a lavarse los dientes y cepillarse adecuadamente
5 16 votos

Leave a Reply