La salud periodontal es importante por sus distintas implicancias en los diferentes aspectos de la vida, sobre todo nuestra salud. En Alberdent contamos con los mejores especialistas para el tratamiento de la periodontitis.

Las guías de tratamiento periodontal enfatizan que los procedimientos deben ser menos invasivos y más efectivos. Estas recomendaciones a menudo se logran siguiendo los tratamientos periodontales no quirúrgicos. Estos tratamientos incluyen raspado y alisado radicular que se suelen complementar con terapias antimicrobianas.

Periodoncia

Periodoncia

Muchos periodoncistas coinciden en señalar que después del raspado y alisado radicular, muchos pacientes no requieren de tratamientos adicionales. Sin embargo, la mayoría de los pacientes necesitará terapia de mantenimiento para mantener la salud. Por otro lado no debemos obviar el tratamiento quirúrgico para la periodontitis, necesario en distintas situaciones.

Cómo se diagnostica la Periodontitis.

Cuando se requiere comprobar o descartar la presencia de enfermedad periodontal el protocolo recomienda evaluar lo siguiente:

  • Color y estado de la encía (Hinchazón y sangrado).
  • Medición de la profundidad de los sacos periodontales.
  • Constatación radiográfica del estado y altura de los huesos que sujetan los dientes.
  • Presencia de movilidad de las piezas dentales.
  • Elevada presencia de cálculos dentales.

Basándonos en estos datos determinamos la etapa en que se encuentra la enfermedad y cuánto daño generó en el paciente. Así tenemos la posibilidad de elegir el mejor tratamiento para recuperar la salud periodontal.

Síntomas de la Periodontitis.

La periodontitis es una enfermedad a la que podemos calificar de altamente sintomatológica. Esto se debe a la cantidad de síntomas que nos pueden conducir a un diagnóstico inmediato de la enfermedad. Es recomendable revisar con frecuencia la salud dental para detectar a tiempo posible problemas relacionados con la peridontitis. Aquí listamos algunos síntomas que deberían de llamar la atención del paciente:

  • Enrojecimiento de Encías. Es quizás el síntoma más frecuente que nos indicaría de algún tipo de problema periodontal. Esto se debe a la presencia de una respuesta inflamatoria como consecuencia de la extraña presencia bacteriana en la zona.
  • Hinchazón de las Encías. Por lo general viene asociada con el primero de la lista, esto se debe también a la respuesta inflamatoria. Aunque en algunos casos no sea detectable el enrojecimiento de la encías debido al color natural propio de cada individuo. Por lo tanto no debemos tomar la ausencia de enrojecimiento como un caso excluyente.
  • Dientes movibles. Este síntoma se presenta cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado. Las bacterias fueron consumiendo el tejido óseo y otros tejidos de soporte de las piezas dentales. Es por esto que se puede notar con relativa facilidad el movimiento de las piezas dentales. Por lo general este síntoma es previo a la pérdida del diente.
  • Sangrado de las encías. Se maniesfa en respuesta al proceso inflamatorio ocasionado por la presencia de las bacterias. Su frecuencia es síntoma del avance de la enfermedad.
  • Incremento de Sensibilidad al frío. Como el resto de sintomas, este también es debido a la presencia infecciosa. La inflamación y la aparición de irregularidades en las encías favorece la formación de bolsas. Entonces, las raíces dentales quedan expuestas a la superficie y cambios de temperatura que esto supone.
  • Flemones. Esto convierte la enfermedad en una urgencia, debido a los dolores causados por las bolsas inflamadas en las encías.
  • Fiebre o dolor de encías. Como ya se mencionó en un inicio, normalmente, la periodontitis no presenta dolor. Pero existen variantes de la enfermedad periodontal que causan fuertes dolores y abundante sangrado de encías. Esto se puede dar por ejemplo en la gingivitis necrotizante.
  • Mal aliento o mal sabor de boca. En casos normales el mal aliento proviene de la mala higiene de sus dientes o encías. Además es frecuentemente relacionado con la presencia de colonias de bacterias ubicadas en la parte posterior de la lengua. Para estos casos se recomienda una intervención no invasiva para tratar la infección y descartar una probable periodontitis.
  • Retracción de las encías (dientes más largos). Este es también un síntoma de enfermedad periodontal avanzada y es consecuencia de la pérdida del hueso.
  • Sonrisa gingival. Es consecuencia de la periodontitis y tiene un tratamiento que por lo general se realiza en corto tiempo.

Periodoncia preventiva.

En la prevención de la periodontitis se promueve la creación de hábitos saludables como el uso correcto del cepillo dental. Esto es considerado la herramienta más eficaz para la prevención de enfermedades periodontales. De todos los tipos de cepillos los más recomendados son los cepillos suaves. Estudios clínicos determinaron que son mucho más eficaces que los cepillos duros cuando se trata de eliminar la placa.

Lo que realmente sirve para evitar la aparición de la periodontitis es la forma correcta de realizar la higiena bucal. Se recomienda consultar por lo menos una vez sobre la correcta forma de cepillado. Posteriormente, se debe mantener y llevar a la práctica las instrucciones recibidas.

La periodoncia como herramienta preventiva se basa principalmente en la eliminación correcta de la placa bacteriana o sarro. Este es el agente principal en la aparición de la periodontitis.

Algo a tener en cuenta es el estado del cepillo. Por lo tanto se debe tener siempre muy en cuenta el estado de nuestros artículos de limpieza. Un desgaste mínimo del cepillo significa que debe ser cambiado. Recordar también que los cepillos eléctricos no aportan ninguna mejora respecto a los manuales.

Tratamientos de Periodoncia.

Es difícil restaurar el aparato orofacial a la salud óptima cuando a uno no le gusta ir al dentista. La boca es la puerta de entrada a un cuerpo sano por lo tanto es importante tener una boca saludable. Entonces, podemos concluir que gracias a la boca podemos vivir vidas más saludables y felices. La misión del periodoncista es ayudarle a recuperar su salud bucal para que todo su cuerpo sea más saludable. El resultado es un paciente más feliz y una vida más saludable.

Tratamiento periodontal no quirúrgico

Los profesionales de periodoncia destacan principalmente la eficacia de los tratamientos menos invasivos para la enfermedad periodontal. En consecuencia, el raspado y alisado radicular son las formas de tratamiento no quirúrgico más utilizadas. Pero existen otras terapias no quirúrgicas que se podrían utilizar de acuerdo al caso, estas son las siguientes:

  • Instrucción de higiene bucal. El higienista dental proporciona las instrucciones de higiene oral de acuerdo a cada paciente. Como el cepillado de dientes y la técnica del hilo dental.
  • Raspado. El raspado implica la eliminación de la placa dental, cálculo y manchas de las superficies de los dientes. Luego de este tratamiento, los dientes vuelven a verse limpios y suaves.
  • Alisado radicular. El objetivo del alisamiento radicular es eliminar la bolsa periodontal. Se elimina la placa dental y el cálculo en la bolsa periodontal y superficie de la raíz del diente. Después de esta intervención, los tejidos periodontales pueden volver a unirse a la superficie de la raíz.
  • Ajuste oclusal. Es un procedimiento indoloro que se hace para disminuir la fuerza de mordida en los dientes débiles. Se retira una pequeña cantidad de esmalte en áreas específicas de los dientes distribuyendo así uniformemente la fuerza de mordida.

Sin embargo, la terapia no quirúrgica no es suficiente para tratar el 100% de los problemas de salud periodontal. En casos como aquellos en que la enfermedad periodontal causó daños en la anatomía del paciente, se indica cirugía. Aunque puede ser temido, este tratamiento facilita que las prácticas de higiene dental se realicen de forma correcta.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía periodontal busca proporcionar acceso para retirar la placa y sarro de las bolsas profundas alrededor de los dientes. Un segundo objetivo es reparar el daño hecho a los tejidos que apoyan a los dientes. Esto implica suavizar el hueso y adelgazar las encías, reduciendo o eliminando así las bolsas periodontales.

La cirugía a veces incluye técnicas para regenerar hueso. Técnicas como injertos óseos o la colocación de membranas para permitir la curación dentro de un defecto óseo. El paciente tendrá que realizar algunas visitas cortas después de la cirugía para evaluar la curación.

  • Cirugía periodontal
  • Reducción de profundidad de la bolsa
  • Regeneración
  • Alargamiento de la corona
  • Injertos de tejidos blandos

La tecnología láser periodontal

Gracias a los avances de la tecnología en el campo de la medicina, hoy tenemos más alternativas de tratamiento periodontal. La tecnología está presente como los instrumentos de laser para el tratamiento del tejido periodontal. Esta intervención inhibe el crecimiento de bacterias y estimula el crecimiento periodontal.

Periodoncia
Califica este artículo