La rehabilitación oral implica mucho más que brindar al paciente tratamientos como unos dientes blancos y una envidiable sonrisa. Principalmente busca la recuperación completa de la función oral que podría verse afectada por diversos problemas o complicaciones.

Recuperar la funcionalidad dental completa, por lo general elimina dolores de cabeza, dolores de músculos masticatorios y otras complicaciones relacionadas. En este sentido, resulta muy importante contar con todos los dientes. Por lo tanto, el objetivo principal de los rehabilitadores orales es restablecer la funcionalidad, estética y salud de la boca.

Rehabilitación Oral

Rehabilitación Oral

La salud integral depende de la salud oral, sin embargo pocos conocen los beneficios de poseer una boca completamente sana. En efecto, la Rehabilitación Oral es la recuperación completa de la funcionalidad oral. Esto también está relacionado con la recuperación de la función masticatoria adecuada.

¿Qué es la rehabilitación oral?

La rehabilitación oral es la especialidad odontológica que tiene por objetivo recuperar la armonía funcional y estética de los dientes. En general, el procedimiento incluye el análisis exhaustivo de toda la dentición del paciente. Aunque son muchos los pacientes sometidos al tratamientos, realmente pocos conocen los verdaderos beneficios.

Un tratamiento como la reconstrucción completa de la boca, sin lugar a dudas representa un gran desafío. El especialista debe tener un vasto conocimiento sobre la dentición, por ejemplo, su relación con el hueso y articulaciones. Además debe comprender las interacciones funcionales de los músculos de masticación. Una rehabilitación completa de la boca se acerca a la cavidad oral realmente desde un enfoque general.

Los dientes rotos, descoloridos o deteriorados pueden afectar seriamente el autoestima y la salud en general. Si no se tratan, estos problemas dentales pueden convertirse en problemas mayores como daños nerviosos y pérdida de dientes. Sin embargo, hoy en día la mayoría de centros odontológicos ofrecen múltiples opciones para la restauración dental.

En cuanto a los procedimientos restaurativos, estos reparan o reemplazan dientes perdidos y/o dañados o partes de la estructura dental. Los problemas pueden haber surgido debido a la mala higiene oral y la decadencia resultante. También podrían deberse al deterioro de una restauración previa, o una fractura o lesión del diente.

Beneficios de la odontología restauradora

La odontología restauradora abarca la salud, funcionalidad y apariencia no solo dental, sino de la boca en general. Luego del tratamiento adecuado de todos los problemas de salud bucal, la boca puede recuperar su funcionalidad y atractivo.

  • Mejora la salud en general.
  • Mejora la autoestima.
  • Restaura la función dental, lo que le permite comer y hablar de nuevo de forma natural.
  • Impide que otros dientes se desalineen.

Aunque podrían generar ansiedad, actualmente lo tratamientos y procedimientos odontológicos proporcionan mayor comodidad. Por lo tanto no hay necesidad de sentirse nervioso por tener que visitar al dentista. La tecnología dental moderna y las técnicas innovadoras para reducir el estrés y la ansiedad, también son de gran ayuda. Quizás no lo crea, pero muchos de estos procedimientos de restauración oral podrían realizarse en una sola visita al consultorio.

Además la restauración dental ayuda a mantener los dientes funcionando adecuadamente y luciendo bien, lo que facilita comer y hablar. Algunos procedimientos ayudan a conservar la apariencia facial y protegen mandíbulas, encías, tejidos subyacentes y dientes restantes.

Entonces, siempre se debe tener presente que la odontología restauradora presenta múltiples opciones. Así que los dientes perdidos o dañados no tienen que ser un problema permanente en la vida del paciente.

Ejemplos de procedimientos de restauración dental

De hecho, existen muchos tipos de procedimientos para la restauración oral. Por lo general, todo lo que devuelve la forma y la función del diente puede considerarse un trabajo restaurador. Por ejemplo, se pueden citar los siguientes procedimientos:

  • Rellenos: Este es el tipo más común de restauración dental, usualmente usado para combatir la caries. Los dientes se pueden llenar con materiales de amalgama o resinas de color de dientes.
  • Coronas: Estas tapas especiales se ven como un diente normal. Se colocan sobre el diente original para restaurar su forma y función.
  • Puentes: Los puentes son dientes de reemplazo que cubren lagunas creadas por dientes perdidos. Parecen dientes regulares una vez que están, lo que hace más fácil comer y hablar.
  • Implantes: Cuando se utilizan coronas y puentes para reemplazar o restaurar los dientes, los implantes reemplazan las raíces dentales. Los implantes se pueden usar en lugar de las dentaduras postizas o puentes.
  • Dentaduras Postizas: Estos dientes removibles reemplazan los dientes que faltan. Las bases acrílicas de color carne encajan directamente sobre las encías. Están disponibles como conjuntos completos o parciales.

Candidatos para procedimientos de rehabilitación.

Debido a la gran variedad de procedimientos disponibles, casi cualquier persona es un candidato para los servicios de restauración dental. En el caso de los dientes con caries, existen tratamientos para devolverles la salud y aspecto. Pacientes que presentan dientes dañados pueden acceder al tratamiento y colocación de coronas dentales. Si faltan dientes, estos pueden ser reemplazados por implantes o dentaduras postizas. Mientras el paciente presente una boca generalmente sana, siempre será un candidato para un procedimiento restaurador.

¿Por qué es importante tener todos los dientes?

Cuando la mandíbula no está bien posicionada, sólo se usa una parte del músculo durante la masticación. Con una falta de uso, el músculo pierde el tono y se vuelve flácido, comprometiendo la estética y la salud. Los músculos faciales se aflojan, disminuyendo la distancia entre la base de la nariz y la punta de la barbilla. Estos cambios se evidencian con la aparición de ranuras alrededor de la boca.

Cuando faltan dientes, los músculos faciales se vuelven más flácidos, la piel pierde apoyo y se acumula en el cuello. La odontología y la rehabilitación dental mitigan el problema, rejuveneciendo a la persona. Pero los dientes no solo son estéticos, los seres humanos necesitan desarrollar funciones básicas para alimentarse. Una persona necesita sus dientes para moler el alimento bien antes de que llegue al sistema digestivo. De lo contrario la persona no puede digerir los alimentos correctamente y no absorbe las vitaminas y nutrientes.

De acuerdo a recientes estudios, se sabe que una persona con dientes dañados puede desarrollar problemas para realizar funciones básicas. Estos problemas no solo incluyen funciones como masticar, hablar y sonreír, sino:

  • Dolores de cabeza
  • Problemas nutricionales
  • Fracturas de los músculos faciales
  • Problemas psicológicos.

Con los años, una persona podría acostumbrarse a masticar menos. Esto podría obstaculizar el proceso digestivo y degenerar en problemas nutricionales. Entonces se estaría frente a la necesidad de una visita al médico en lugar de una visita dental.

El proceso de Rehabilitación Oral

Al igual que cualquier procedimiento dental, la rehabilitación oral se debe realizar después de una cuidadosa planificación y preparación. Por este motivo se requiere una comunicación fluida entre el especialista y el paciente.

En general, el proceso (después de la consulta inicial y las decisiones) involucra varias etapas. Estas etapas incluyen la fabricación de lo que se conoce como una “dentadura provisional”. La cual es una maqueta que permite evaluar cuestiones tales como estética, función, comodidad y estabilidad. El procedimiento se realiza en el consultorio del odontólogo y la fabricación de la dentadura en un laboratorio dental.

Rehabilitación Oral
Califica este artículo